Lo más profundo sí es la piel

Tras recuperar todos los botones que pertenecían a mis abuelas decido colocármelos poco a poco sobre la piel.
Ellas siguen estando presentes en mis recuerdos.